Seleccionar página

LA CASA MÁS LEJANA
Henry Beston

Una evocación inigualable del espíritu de un lugar y el atractivo perdurable de la naturaleza.

 

En 1925, Henry Beston construyó una pequeña casa sobre las dunas de la playa de Cape Cod, en Massachusetts, a la que bautizó como Fo’castle (castillo de proa) porque, al igual que en un barco, desde su amplio ventanal podía contemplar el vasto océano. En 1926, y aunque había pensado pasar allí únicamente dos semanas, Beston permaneció todo un año para capturar con palabras la naturaleza y la misteriosa belleza de aquel paisaje: las migraciones de las aves marinas, los ritmos de la marea, las dunas arrastradas por el viento y la inmensidad del cielo estrellado.

La casa más lejana (1928), considerado como un clásico de la literatura norteamericana sobre la naturaleza, es la crónica de aquel año en soledad cuyo propósito anotó Beston en su diario: «La Naturaleza, ese es mi país. La obra: celebrar, revelar el misterio, la belleza y la mística de la Naturaleza, del Mundo Visible. Ligar este sentimiento a mi nombre».

 

Este libro es, en cierto sentido, una continuación de Cape Cod (1865) de Henry David Thoreau y, en palabras de Rachel Carson, el único libro que influyó en su escritura.

19,50

 

Leer un fragmento

Ficha técnica:

  • Páginas: 160
  • ISBN: 978-84-949934-2-8
  • Traducción: Inés Clavero e Irene Oliva.
  • Dimensiones: 14 x 21 cm.
  • Formato: rústica con solapas.
  • Número: 15

Autor

Henry Beston, escritor y naturalista, nació en Quincy, Massachusetts, el 1 de junio de 1888, y murió en 1968. Licenciado por la Universidad de Harvard, ejerció como profesor en la Universidad de Lyon durante un año, y en 1915 se alistó en el ejército francés como conductor de ambulancia durante la I Guerra Mundial. En 1918, Beston se convirtió en oficial de prensa de la Marina de los Estados Unidos. En 1928 publicó su libro más conocido, La casa más lejana. Posteriormente se casó con la poeta y novelista Elizabeth Coatsworth, con quien se estableció en una granja, en Maine, hasta el final de sus días.

 

 

 

Prensa