Seleccionar página

DIARIO DE UN JOVEN NATURALISTA.
Dara McAnulty

El diario de un «naturalista con autismo, activista y autor de 16 años», como se define el propio Dara, que explica su conexión con la naturaleza y su relación con el mundo.

Premio Wainwright 2020
Mejor libro de literatura de naturaleza en Reino Unido.

Diario de un joven naturalista narra el cambio del mundo de Dara McAnulty a sus 15 años. Desde la primavera y durante un año, Dara escribió en su casa en Irlanda del Norte siguiendo el transcurso de las estaciones. Las entradas del diario, vívidas y evocadoras, muestran su profunda conexión con la naturaleza y su visión del mundo desde la perspectiva de un adolescente que, junto a una vida de activismo, hace malabarismos para lidiar con los estudios y las amistades.

«A los cinco años me diagnosticaron el síndrome de Asperger (autismo)… A los siete ya sabía que era muy diferente, me había acostumbrado al aislamiento, y mi incapacidad para desenvolverme y hablar de fútbol o Minecraft no estaba bien vista. Después llegó el acoso. La naturaleza se convirtió en mucho más que un escape, se convirtió en un sistema de apoyo vital».  

Dara posee una voz y una visión extraordinarias: valiente, poética, ética, lírica; lo bastante fuerte para hacerse oír y admirar a una edad tan joven. 

ROBERT MACFARLANE

22,00

 

Leer un fragmento

Ficha técnica:

  • Páginas: 292
  • ISBN: 978-84-949934-9-7     
  • Traducción: Inmaculada Pérez Parra.
  • Dimensiones: 14 x 21 cm.
  • Formato: rústica con solapas.
  • Número: 20

Autor

Dara McAnulty es naturalista, conservacionista y activista. Ha recibido diversos premios por su trabajo de conservación, incluidos los de BBC Springwatch, The Daily Mirror y la revista Birdwatch. Ha escrito y presentado numerosos programas de radio y televisión sobre historia natural, y se ha convertido en embajador de la RSPCA (organización que promueve el bienestar de los animales), la campaña iWill y el Instituto Jane Goodall. Dara es el ganador más joven de la medalla para la conservación de la Real Sociedad para la Protección de las Aves (RSPB).

Vive con su familia y Rosie, una galgo adoptada, al pie de las montañas de Morne, en el condado de Down (Irlanda del Norte).

 

 

 

Prensa